POR LA RECUPERACION DEL SOCIALISMO

Llamamiento a un encuentro estatal de socialistas

A iniciativa de Tribuna Socialista, nos hemos reunido en la Agrupación de Arganzuela en Madrid, el pasado día 17 de diciembre, compañeros de Torrejón, Getafe, Buenavista, Arganzuela y de Bizkaia – posteriormente, el pasado día 22 de diciembre, compañeros de las agrupaciones de Barakaldo, Leioa, Astrabudua, Las Arenas y López Albizu también hemos reflexionado en Bilbao sobre este documento. Hemos decidido abrir un diálogo, para preparar un “Encuentro Estatal de Socialistas”, que os proponemos tenga lugar el sábado 28 de enero, a las 11.00 en la sede de la Casa del Pueblo de Madrid, en Avenida de América, 25.

Sirva el debate mantenido como una primera reflexión, a la que os alentamos os suméis con vuestro apoyo, consideraciones y aportaciones para el encuentro.

De las elecciones generales del día 20 de noviembre ha salido derrotada una política que es ajena al socialismo. No ha sido derrotado el socialismo, no asumimos que esté derrotada la mayoría social. No concluimos que los asalariados de nuestro país y sus familias han dado su apoyo a las reformas y ajustes económicos. Al contrario, la grave situación que vivimos los trabajadores y trabajadoras requiere aunar todos los esfuerzos para combatir por el empleo y defender el Estado de Bienestar, es decir, por una política socialista.

Cuatro semanas después de que se nos haya llevado a un descalabro anunciado, hay un sentir general en que la causa fundamental de la desafección masiva hacía nuestro Partido, que se ha concretado en la pérdida de 4 millones de votos, es la política ejecutada a partir del 12 de mayo de 2010 por el Gobierno del compañero José Luis Rodríguez Zapatero con el apoyo de la Comisión Ejecutiva Federal y el Comité Federal. Una política dictada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE). Una política contra la lógica de los ciudadanos y sus necesidades.

Tras la reciente cumbre europea del día 9 de diciembre podemos constatar que esas instituciones nos empujan a unas tasas de paro superiores al 23% en 2012, y a la liquidación acelerada de los servicios públicos, en particular la Sanidad y la Educación pública. Con consecuencias que ya comienzan a dejarse sentir, como los casos de muerte por falta de atención médica en Cataluña.

Los socialistas del Partido Socialista Obrero Español, y los que sintiéndose socialistas no están organizados en él, no debemos hacer la política del avestruz: contra lo que afirmaba nuestro programa electoral, se ha demostrado que mantener esa disciplina presupuestaria es incompatible con los intereses más elementales de la mayoría social. Insistir en esa línea de obediencia ciega a los mercados lleva a la destrucción de nuestro Partido.

¿Qué alternativas se nos ofrecen hoy?

–  El todavía Secretario General, está convencido de que lo mejor para España es haber roto con los compromisos adquiridos en el 37º Congreso del Partido. Su “cueste lo que cueste” ha supuesto un ataque suicida contra nuestra base natural de voto: la mayoría social, el voto socialista, los trabajadores y trabajadoras. Aún hay quienes se permiten exigir que el PSOE ignore lo que los trabajadores nos han dicho el 20N, y que sigamos ciegamente por el mismo camino; ahora con una oposición de acompañamiento de las reformas del PP. A nombre de una “oposición responsable”. Nadie quiere irresponsabilidades, pero nuestra responsabilidad como socialistas está con los asalariados, con los pensionistas, con los hijos e hijas de las familias trabajadoras, con los autónomos y pequeños empresarios.

–  los responsables de la catástrofe electoral, se permiten decirnos que hay que salvar el euro. Tras año y medio de sacrificios, ¿qué hemos avanzado? nada. Al final de la legislatura, la prima de riesgo está muy por encima de donde estaba en mayo de 2010; pagamos los préstamos a más interés que en mayo de 2010 y los meses sucesivos; hay 3 millones de parados más que cuando estalló “la crisis”; se desahucia a 90.000 familias al año, sin que se haya tomado medida alguna contra la banca; y los mercados, lejos de haberse calmado, continúan especulando contra los países europeos.

Nosotros decimos: hay que salvar los derechos de la mayoría social, hay que salvar la convivencia entre los pueblos. Para ello, hay que recuperar el empleo y los servicios públicos que es lo que nos vertebra como país.

El candidato que las bases del partido no pudimos elegir pretende que debemos atarnos al programa electoral, con el pretexto de que lo han votado 7 millones de ciudadanos. Un programa cuyo punto central era la ingenua pretensión de hacer compatible la política de austeridad que está hundiendo a la Europa del euro, con creación de empleo y la defensa del Estado de Bienestar.

Después de habernos negado las primarias, o un congreso, esta posición significa negar al congreso el derecho a decidir qué política vamos a seguir. Quizás esto explica por qué se convoca un congreso express.

Los siete millones que han votado aún al PSOE lo han hecho en un intento de parar a la derecha española, no porque estuviesen de acuerdo con los recortes que se habían llevado a cabo. Y menos aún nos han votado para que ahora seamos comparsas de Rajoy y su Gobierno. Nos han votado porque creen en el PSOE y en nuestra historia. ¿Confían igual en nuestros dirigentes y las políticas que les ofertamos?

La supervivencia del Partido, y el resto de organizaciones de los trabajadores no están exentas de riesgo, todo estriba en definir qué queremos ser para la mayoría social: el freno a sus aspiraciones, o el motor para resistir ante este envite del capital.

La lealtad y la defensa del Partido que heredamos de Pablo Iglesias, exige recuperar el socialismo. Para ello, es básico que se organice un verdadero congreso.

a)      Nos negamos a renunciar al socialismo.

b)      Los militantes socialistas necesitamos criterios y formación ideológica. Es la condición principal para recuperar la movilización de los votantes socialistas.

c)      El Partido necesita rencontrarse con la mayoría social. Tenemos el reto de recuperar la confianza de los ciudadanos. Tendremos que hacerlo con humildad, pero con la cabeza muy alta al defender los derechos sociales y laborales de los trabajadores y las trabajadoras.

d)     Nos negamos a encerrarnos en la crítica y el “llanto” por lo que está haciendo “Europa”. Europa no son los mercados y sus mercaderes. Europa son los trabajadores y sus pueblos, que en Grecia, en Portugal, en el Reino Unido, en Italia buscan la unidad con sus organizaciones para lograr que se retiren los planes de ajuste impuestos por el capital especulativo a través del FMI, el BCE y la CE.

e)      Frente a las exigencias perentorias del nuevo gobierno y de las instituciones supranacionales a las organizaciones políticas y sindicales de la mayoría social para que colaboren mediante pactos diversos en el desmantelamiento de derechos y conquistas afirmamos: nuestras organizaciones no se deben en absoluto a la fraudulenta “reducción del déficit” para satisfacer las necesidades de capital de los banqueros, se deben a los intereses de la mayoría, a la supervivencia, a la defensa de los derechos logrados con la lucha de generaciones. 

La recuperación del socialismo empieza por asumir, sin dobleces y consecuentemente, las exigencias que son un clamor social en nuestro país y en toda Europa.

  • No a los recortes: anulación de todos los recortes presupuestarios en la sanidad, la educación y los demás servicios públicos, aplicados en la protección social por los gobiernos municipales, autónomos y central.
  • Devolución de los porcentajes salariales detraídos a los empleados públicos, y a todos los trabajadores y trabajadoras a los que, aun no perteneciendo a la función pública, les fue aplicado el RD. 8/2010.
  • Ni un euro más a los banqueros, recuperación del dinero público; nacionalización de todas las cajas de ahorro y bancos auxiliados por el Estado. Recuperación de una banca pública que garantice la distribución del crédito a las empresas y las familias.
  • Plan de creación de empleo público, en inversiones a corto, medio y largo plazo.
  • Derogación de la reforma laboral decretada en el R.D. 10/2010 y demás recortes en los derechos individuales y colectivos de los trabajadores. Defensa de la negociación colectiva y de los convenios.
  • Pago de las deudas de las administraciones públicas con las empresas y autónomos.

Estas reivindicaciones deben hacerse mediante una unidad de actuación por parte de los distintos colectivos de trabajadores, ante estos recortes que nos afectan a todos y con cinco millones de desempleados, es necesario un frente común, no una lucha sectorial o territorial inconexa que debilite las circunstancias específicas de cada uno de ellos. La implicación tiene que vertebrase en un frente social común para todos los trabajadores, convincente y coherente, que además pueda servir de alternativa a aquellos que han dejado de creer en la clase política y no encuentran referentes ni líderes solventes que resuelvan esta situación.

Por tanto, recuperar el socialismo empieza por no colaborar con la política radicalmente antisocial del Gobierno de Rajoy o de Mas. Por exigir la retirada del plan de ajuste y de la reforma constitucional que impiden que ningún gobierno pueda hacer una política al servicio de la mayoría. La reforma constitucional nos aboca a un mínimo de tres años más de recortes y desmantelamiento del Estado de Bienestar.

Los militantes socialistas sabemos lo que es negociar, pero apelando a los intereses de la mayoría, defendiendo los derechos heredados de nuestros antepasados políticos y sindicales, aunando fuerzas para echar atrás la política que pretende hundirnos por segunda vez en la recesión en tres años, sin ninguna perspectiva.

Entre nosotros hay puntos de vista distintos sobre lo abordado, la pluralidad y que cada uno pueda tener sus ideas es lo que enriquece a la izquierda. Pero por encima de nuestras diferencias de opinión, coincidimos en el derecho al empleo y la defensa del Estado de Bienestar tal como lo hemos construido, sin líneas rojas que nos pongan al borde del Estado de Caridad. Esto es lo que para los socialistas resulta irrenunciable.

Finalmente, es de agradecer el espacio que nos brinda Tribuna Socialista, que está a disposición de los compañeros y compañeras como órgano de debate e información política.

 Me adhiero, a título estrictamente personal, a este Llamamiento: (LOS PUEDES HACER EN ENVIANDONOS TU ADHESION AL CORREO tribuna_socialista@yahoo.es

Anuncios

2 Responses to “POR LA RECUPERACION DEL SOCIALISMO”


  1. 1 Carmen 20 enero, 2012 en 22:38

    Teneis razón. Me adhiero al llamamiento y quiero saber si está confirmada su celebración, si se ha pedido el local, etc, para poder invitar a más compañeros socialistas. Creo que además debería debatirse sobre la necesidad de ofrecer una referencia al descontento, expresado en multitud de manifestaciones sociales, comoel 15M y otras y tratar de evitar las manipulaciones interesadas que se están haciendo de estas.

  2. 2 miguelcurieses 20 enero, 2012 en 23:08

    Comentarte que hay lugar, y hora programada, así como un orden del día dejanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo, hazlo en tribuna_socialista@yahoo.es y por supueso todos los compañeros que lo deseen


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s