La mayoría social exige unidad de sus sindicatos y partidos para rechazar el ataque al empleo, las pensiones y el recorte de derechos

Carta abierta a los partidos políticos de orientación socialista, a los sindicatos de clase, al Gobierno de la Nación, votado mayoritariamente por los trabajadores, la mayoría social

Pareciera que la culpa de todos los males que hay en Europa fuese de los gobiernos griego, portugués y español. Vamos, que los presidentes de estos países son culpables del alza de los precios del petróleo en la antesala de la crisis –la Guerra de Irak nada tuvo que ver–; son culpables del diseño y venta de hipotecas basura y de otros productos financieros fraudulentos o rayanos en la estafa; son culpables de que la mundialización económica haya agotado los mercados y que el sistema se haya colapsado; y cómo no, en el caso español, el compañero y Presidente del Gobierno es el responsable de la Ley del Suelo de 1998. Qué casualidad que estos gobiernos son de corte socialdemócrata, y tienen en común que en sus programas apostaban por no recortar el gasto social.
En Febrero, José L. Rodríguez Zapatero decía en Londres: “Los Estados, los Gobiernos, hemos tenido que gastar más […] para salvar al sistema financiero […] No deja de ser una paradoja que […] ahora los mercados a los que acudimos a salvar sean exigentes y nos examinen e intenten poner dificultades. […] Esto me gustaría también que estuviera en la reflexión de los organismos internacionales que se pronuncian tan a menudo sobre la solvencia de los países: que se recuerde que los déficits públicos son porque imperaron las tesis sobre el sistema financiero de los mismos que hoy exigen apremiantemente a todos los Gobiernos reducir los déficits.” (El 19 de febrero en la Conferencia de Gobernanza Progresista)
Los Aznar, Sarkozy, Fernández Ordóñez, Rato…. pretenden imponer la ley de los mercados a los gobiernos, a los partidos y sindicatos, para que la población trabajadora siga pagando los platos rotos de sus negocios especulativos. ¿No han pensado que quizás podrían sacar de las cajas de seguridad de las entidades financieras el dinero acumulado, y por el que no han tributado? ¿Que podrían traer a España el dinero que se llevaron a los paraísos fiscales en época de bonanza?
Posiblemente lo hayan pensado, pero es evidente que prefieren continuar en su insaciable egoísmo, y presionar a través de sus tertulianos y generadores de opinión para que el Gobierno tome medidas que insultan y atentan contra los derechos de los trabajadores, de los jóvenes estudiantes de familia trabajadora, de los autónomos –que nunca deben confundirse con los grandes parásitos que nos han llevado a esta situación–, de los pensionistas presentes y futuros, de los más de cuatro millones de desempleados y desempleadas. Medidas que perjudican única y exclusivamente a la mayoría social.
Los centros financieros se conchaban para apostar contra la deuda y el crédito de Grecia, España, Portugal o Irlanda, o contra cualquier otro país (como el Reino Unido o Francia), se arrogan el derecho a hundir economías, derechos conquistados con larga lucha de los trabajadores y los pueblos.
Especuladores de todo el mundo pretendieron examinar al presidente del Gobierno en Davos, esa feria de mercaderes que les reúne a todos cada año. Feria en la que exponen sus ocurrencias y diseñan el modo de continuar explotando a la mayoría social del planeta.
La Comisión Europea ha exigido al Gobierno un plan drástico de recorte de gasto público y de pensiones, que hundiría más aún la economía, destruiría empleo, servicios públicos y llevaría a la ruina a todas las administraciones.
¿Por qué no proponemos un recorte del gasto en armamento en todo el mundo?
¿Por qué no traemos las tropas de Afganistán?
¿Cuánto se va a recortar el gasto de la Casa Real?
¿Por qué no anulamos las subvenciones a la Iglesia?
¿Por qué no tributan las SICAV al 19%, en lugar de al 1%?
¿Por qué no subimos la presión fiscal a los ricos?
¿Por qué no se expropia el patrimonio de los delincuentes económicos?
¿Por qué no recuperamos los 120.000 millones comprometidos para salvar a los bancos?
¿Por qué utilizamos los 99.000 millones del FROB en dar crédito y crear empleo, en vez de dedicarlos a suprimir empleos y cerrar oficinas de las Cajas?
La mayoría social está perpleja, preocupada, agobiada, indignada… y lo está en toda Europa ¿Cómo es posible que, en democracia, elijamos a un Gobierno y luego éste aparezca sometido al dictado de instituciones puestas a dedo? ¿Con qué grado de democracia se elige a Durão Barroso (el anfitrión de las Azores) y a su equipo de comisarios? ¿Por qué nuestros Gobiernos no pueden ser los que tomen las decisiones en política económica? ¿Por qué se empuja antidemocráticamente a que nuestros gobiernos ataquen nuestras pensiones, nuestros salarios, la sanidad, la enseñanza, y no tomen decisiones para acabar con el desempleo?
Para nosotros, salir de la crisis significa:

  • Que el Gobierno tome medidas drásticas, extraordinarias para detener la destrucción de puestos de trabajo, haciéndose cargo de empresas estratégicas. Ningún abaratamiento del despido: no a la universalización del contrato con despido de 33 días.
  • Detener la sangría de despidos, impidiendo los EREs. Crear empleo masivamente, mediante planes de inversión pública, obras públicas, desarrollo de los servicios públicos, garantizando crédito barato. Para ello, tenemos que impedir la privatización de las cajas, nacionalizar, de forma definitiva, los bancos a los que haya que sanear con dinero público, u obstaculicen el crédito de manera injustificada. Es perfectamente viable aquello que exigía Cándido Méndez ante el 40º Congreso de la U.G.T.:  “si el Estado entra en un banco, que sea para quedarse“.
  • Defender las pensiones, que forman parte de nuestro salario y no han de servir para recortar déficit públicos. Las familias trabajadoras necesitan más que nunca las pensiones, el sistema público de pensiones no tiene ningún déficit, no aceptamos recortes: no tenemos que ampliar los 15 años que se usan para calcular la pensión, no tenemos que ampliar los 15 años necesarios para tener pensión contributiva, no a atrasar la jubilación y no tenemos que rebajar las condiciones de los subsidios de desempleo a partir de los 52 años.
  • Ningún recorte de salarios: nuestros dirigentes sindicales habéis reiterado que en situación de crisis, para crear empleo es necesario que los salarios aumenten. Son inaceptables las subidas por debajo de la inflación prevista, son fundamentales las cláusulas anuales de revisión, es inadmisible que los empresarios pretendan descolgarse de los acuerdos económicos pactos en los convenios.
  • Defender los 5.000 convenios que recogen derechos y conquistas, reforzarlos, extenderlos a los que aún no lo tienen. Es fundamental reforzar la Negociación Colectiva.

La mayoría social necesita más que nunca las organizaciones socialistas y obreras para defender los derechos.
No aceptaremos que nuestro Gobierno, con el plan de estabilidad que acepta exigencias de los especuladores, de los mercados, abdique de la responsabilidad que le dimos. En las manifestaciones por las pensiones hemos oído a nuestros dirigentes sindicales, en concreto a Cándido Méndez: “El Gobierno de la Nación dice que está con la inmensa mayoría de la población. Que lo demuestre. No se puede estar a la vez poniendo una vela a dios y otra al diablo”.
Vimos con esperanza que nuestros dirigentes sindicales y también responsables socialistas se opusieran al plan de pensiones del Gobierno. Nuestros sindicatos y partidos deben formar un frente decidido a cerrar paso a la imposición de medidas de ajuste que atacan gravemente nuestros derechos.

Os pedimos la unidad para que el Gobierno tome medidas para la creación de empleo y retire sus propuestas sobre las pensiones. No es momento de una nueva reforma laboral. Necesitamos unidad para mantener y mejorar el poder adquisitivo de los salarios y pensiones en 2010, sin sentirse atados por ningún compromiso en sentido contrario.

SUSCRIBE ESTA CARTA POR CORREO ELECTRÓNICO: tribuna_socialista@yahoo.es

Anuncios

0 Responses to “La mayoría social exige unidad de sus sindicatos y partidos para rechazar el ataque al empleo, las pensiones y el recorte de derechos”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s