La Mayoría Social sólo entenderá una política económica socialista

Tribuna Socialista #12: Editorial

“…las crisis económicas, la paralización del trabajo, nacen de la falta de armonía entre el modo de producir y el modo de apropiarse lo producido, claro está que para extirpar aquellas (las crisis) necesítase conseguir que ámbos términos, en vez de excluirse se aproximen, en lugar de estar en perpetua oposición, se correspondan.”

Callejón sin salida:
Artº publicado por Pablo Iglesias en El Socialista núm 45 14-1-1887 pág 1

Nuestro Secretario General y Presidente del Gobierno esta enviando algunos mensajes tranquilizadores, incluso plausibles, en lo que a los efectos de la situación económica se refiere. Entendemos como interesante el mensaje: “la crisis no la van a pagar los que menos tienen”. Y por plausible: “la ayuda al desarrollo continuará aumentando independientemente del crecimiento de nuestra economía”.

También comprendemos que el Gobierno sea cauto, pues qué opinaría la opinión pública de un Gobierno alarmista. No obstante, como dijo Aristóteles “la virtud reside en los términos medios”.

En este caso, la virtud, habría estado en haber reconocido hace tiempo que efectivamente todo apuntaba a que nos encaminábamos hacia una tremenda crisis, y haber explicado sus causas y como se gestaron dichas causas:

  1. Los altos precios del petróleo: Acaso la Invasión de Irak por parte de EEUU, con el apoyo incondicional de Blair y Aznar no tiene ninguna relación con el disparate de precios del petróleo de hoy (ya veremos de futuro). ¿Aquella irresponsabilidad (al menos en la parte que toca a España) quedara impune?.

Datos (Fuente separata de Negocios de El País 29-jun-08):

a) En 1980 con la Guerra de Irán-Irak el precio del barril de brent se disparó de 15 $ a 39´5$. Al final del conflicto, en 1988, descendió a los 11 $

b) En 1991, con la I Guerra del Golfo volvió a dispararse desde los 18 $ a los 40´15$.

c) En 2003, al inicio de la II Guerra del Golfo (Invasión de Irak bendecida en Las Azores) ha pasado de 33 $ en aquel momento a los 115,32 a 11 de agosto de 2008.

¿Alguien puede poner en duda que la Guerra es un factor determinante en esta crisis. Sea cual sea, y la bendigan donde la bendigan en Las Azores o en Naciones Unidas?.

  1. La crisis del sector inmobiliario: la Ley del Suelo del Gobierno Aznar, ¿nada tiene que ver con la burbuja que se ha creado y que ahora se ha pinchado?.

Datos (Fuente Informe Anual 2007 del Banco de España):

a) Las familias españolas dedicaban en 1999 un 20% neto de su renta anual al pago de la vivienda, en 2007 hemos dedicado el 57%. Con las últimas subidas de tipos de interés es razonable pensar que nos encontremos en 2008 camino del 60%.

  1. Los precios de los alimentos: ¿No es una consecuencia la Política Agraria Común, que con las subvenciones ha dejado en barbecho el sector del campo español (y el del resto de países europeos)?. Una política propia de situación excedentaria de alimentos, y no de escasez.

Datos (Fuente: Mº de Industria, Comercio y Turismo):

a) El aceite de girasol refinado subió en 2007 un 33´74%. La leche esterilizada el 25´85%. ¿Es España un país en el que no se pueda cultivar girasol, ni criar vacas?.

La gran pregunta es ¿La justicia de la distintas naciones y los Tribunales de Justicia Internacionales, actuarán contra quienes como mínimo negligentemente han provocado esta situación?.

La historia dará respuesta, en un sentido u otro, a estas preguntas. Quizás estas reflexiones formuladas desde el Gobierno y tomadas las acciones judiciales correspondientes contra los irresponsables, permitirían a la Mayoría Social comprender lo que está ocurriendo, y recuperar la confianza perdida en los políticos que les repersentan.

Por otra parte, los mensajes que está dando el Gobierno están bien, pero el problema es que la crisis ya la están pagando los que menos tienen, y la ayuda al desarrollo no va a resolver un problema que la economía occidental viene generando desde hace siglos en lo que fueron las Colonias. ¿A pero, que se nos había olvidado que la inmigración viene de las antiguas colonias de los países europeos?.

Centrándonos en la situación económica en nuestro país, el anuncio realizado por la patronal de que pueden ser destruidos en torno a 1´5 millones de puestos de trabajo, indica que la crisis si la vamos a pagar los que menos tenemos. Dicha declaración patronal podría interpretarse como un gesto de presión al Gobierno, de cara al dialogo social. Pero los anuncios concretos de despidos masivos para salvar los beneficios empresariales son diarios. Algunas negras pinceladas de lo que va de año:

Enero-08.- Yahoo anuncia el despido del 7% de la plantilla (ámbito internacional)1

Febrero-08.- Ericsson reducirá 1.000 empleos (ámbito internacional)

Abril-08.- ACG Spain, compresores industriales, presentó un ERE Temporal que afecta a 437 trabajadores (solo en España).

Reyal Urbis, inmobiliaria, despide al 5% de su plantilla (60-70 trabajadores) (solo en España)

Mayo-08.-Cierran cinco plantas textiles en Cataluña con 250 trabajadores (solo en España)

Primayor, industria cárnica, elimina 138 empleos (solo en España)

Junio-08.- Aviva, sector asegurador, despedirá a 1.500 empleados (ámbito internacional)

Ercros reducirá la plantilla en 200 trabajadores (solo en España)

Julio-08.- La Sociedad Pública de Alquiler reduce plantilla (solo en España)

Siemens despedirá a 17.000 empleados para reducir costes (ámbito internacional)

Indo, grupo óptico, pacta 99 despidos por el traslado de la producción a Tailandia (solo en España)

1 Donde indica ámbito internacional, pero que cabe la posibilidad que en parte afecte también en España.

Ya hemos dicho en números anteriores que las recetas de la patronal, de las multinacionales, avaladas por los organismos internacionales de la economía (UE, FMI, OCDE principalmente) son una constante: Que paguemos la crisis los de siempre.

Ellos piden con gran desparpajo:

■ Privatización del Sistema Público de Pensiones, comenzando por la conversión del actual sistema de solidaridad en un sistema mixto de capital público y privado, además de utilizarlo para salvar los beneficios del especulativo mercado bursátil. Todo ello aderezado con la ampliación de los años de cómputo a toda la vida laboral, hoy los últimos 15 años cotizados, como base de cálculo para hallar la pensión futura, esta modificación tendría un efecto medio mínimo de una reducción del 20% en la pensión a percibir por quienes han entregado su vida al trabajo y sus contribuciones a Hacienda, contribuyendo así al avance social que ha tenido nuestro país.

Mientras nuestro Secretario General y Presidente del Gobierno hace declaraciones en positivo, la patronal se ha puesto a invertir. La patronal del sector del Seguro, UNESPA, puso en marcha el pasado mes de abril un grupo de expertos, para que estudien, y supongo dictaminen, el futuro del Sistema de Pensiones Español. Si el grupo estuviese integrado únicamente por acreditados científicos en la materia, les podríamos adelantar que la estadística suele ser muy relativa, y que el sistema de pensiones está pensado para auxiliar a los que no teniendo otro bien que su fuerza de trabajo (física y/o intelectual), cuando esta fuerza se acaba deben ser solidariamente ayudados. Pues dudamos que estos conceptos sean contemplados por las ciencias cuantitativas.

Pensando bien, si dicho grupo de expertos fuese aséptico en sus puntos de vista previos al estudio, les llamaríamos la atención con un famoso ejemplo que se suele rondar las aulas universitarias en estadística, y que dice así:

  • Tres personas se sientan en una mesa, donde hay tres pollos asados. Una de ellas se come los tres pollos. La estadística dirá que la media es igual a 1 pollo/persona. Pero la cruda realidad es que una persona está sobre alimentada y dos pasan hambre.

El problema del grupo de expertos pagado por UNESPA, esa que está dirigido por Rodrigo Rato, Ministro del Gobierno de Aznar en 2002, año del Decretazo, y hasta hace no mucho Director General del FMI, desde donde ha defendido el cambio del Sistema de Pensiones Español. Además es miembro de varios Consejos de entidades financieras nacionales e internacionales – unos perdiendo el trabajo por la crisis y quienes la generan acumulando salarios-. ¿Es este señor aséptico para abordar un estudio tan importante para el futuro de millones de trabajadores?

También está, suponemos que para poner el “sello social”, José María Fidalgo, Secretario General de CCOO. Es el mismo que en 2003 dijo que no se sumaba a la Huelga General de 2 horas contra la Guerra genocida en Irak, argumentando que no era una cuestión que afectase a los trabajadores. ¿No es la subida del precio del petróleo uno de los factores desencadenante de esta crisis?. Pues resulta que fue la guerra de Irak el punto de inflexión en la subida del crudo. Además, y ni en su propio Sindicato saben muy bien por qué, este compañero vine avalando desde hace tiempo la tesis de la ampliación a toda la vida laboral, para el sistema de cálculo de las pensiones.

¿Alguien es lo suficientemente cándido para dudar de cuál será la conclusión del estudio encargado por UNESPA?. Un día se despacharán en los medios de comunicación a bombo y platillo diciendo: !Eureka¡, tenemos la solución, hay que recortar las pensiones y privatizarlas, de momento solo un poco, así las salvaremos. ¿NOS QUIEREN TOMAR EL PELO?. Esperamos que este estudio no sea tomado en cuenta en ninguna mesa, sea institucional, sea de la Administración, y por supuesto que no sea tenido en cuenta en las del diálogo social. Vicenç Navarro nos ha explicado en repetidas ocasiones, sirva de ejemplo su artículo del 27 de diciembre de 2007 en El Periódico (edición de Cataluña), la opinión que se gastan los centros financieros sobre las “generosas” pensiones públicas.

Como decía, las declaraciones en positivo están muy bien, pero mientras se hacen, la crisis afecta -y de qué manera- a los que menos tienen, la Mayoría Social. Esta claro que esta propuesta empeoraría la situación, ya mala, de los que menos tienen.

■ Otra receta que viene, desde la Comisión Europea, y que corea la CEOE, es la moderación de los salarios.

Resulta llamativo que quienes han estado batiendo record de beneficios año tras año en la última década, ahora que “han secado la vaca”, la crisis la tenemos que pagar quienes no hemos bebido ni una sola gota de leche. Habrá que recordarles que las empresas del Ibex obtuvieron, solo en el primer trimestre de 2007, 11.296 millones de euros más que en el mismo periodo del año anterior, es decir un 33´7 más. Quizás debemos refrescar lo que ganan: En 2006, los dos primeros directivos de Antena 3 ganaron 11´8 millones de euros, diez veces más que en 2005. El Presidente del Consejo del Banco Popular ganó 1,37 millones de euros el solito, tuvo una subida de sueldo del 7´3%.

El sector de la construcción ha ganado tanto dinero que los beneficios han migrado a otros sectores, como por ejemplo las empresas energéticas. Las entidades financieras, con los beneficios obtenidos de las hipotecas se han dedicado a comprar otras entidades para extender sus redes por el mundo. Muy bien, todos felices.

En lugar de moderar los salarios, estas entidades podrían ingresar en la Hacienda Pública el excedente de tesorería que han invertido en los ámbitos de negocio en los que no estaban. Pues ¿hasta que punto no es un fraude, estafa, engaño…, hacer beneficio desmesuradamente, dejar un sector en profunda crisis, y con el dinero ganado salir corriendo a otro sector distinto?. ¿Qué dicen de esto los jueces estrella, y el Consejo General del Poder Judicial?. Yo pensaba que les motivaban todos los ámbitos de la política.

De nuevo, esta propuesta también perjudica a los que menos tienen.

■ La tercera gran receta es la desregulación de la Negociación Colectiva. Este eje no es nuevo. Ya en 2002, una de las mayores agresiones del Decretazo de Aznar y su Gobierno fue la pretensión de derogar el principio de Ultractividad de los Convenios, o lo que es lo mismo, que un Convenio continúe vigente hasta que no exista otro que lo modifique.

Antes que Aznar tuviese esa “feliz idea” contra los trabajadores, el Derecho anglosajón ya incorporó un feroz ataque a la Negociación Colectiva, con los Acuerdos de Empresa. De esta manera se debilita la negociación sectorial y se facilita la competencia salvaje. Si a esto se le añade la negociación individual y el establecimiento de las retribuciones variables, por las que se vincula el salario al riesgo empresarial, pues ya tenemos toda una batería de agresiones que vienen siendo lanzadas contra los Convenios, en las dos últimas décadas. Aún así continúan pidiendo desde la Comisión Europea y en general desde la patronal, mayor flexibilidad en la Negociación Colectiva.

Quizás no pongan toda la carne en el asador porque ya lo están ejecutando con una sutileza que, en nombre de la libre competencia, conculcan la capacidad de los convenios para garantizar el cumplimiento de pago de los salarios y el respeto de las condiciones establecidas en los convenios. Veamos.

En España exite la Comisión Nacional de la Competencia y los tribunales autonómicos de la competencia, actuando de común acuerdo, los que están denunciando cláusulas establecidas en los convenios que, de prosperar, se pondría en riesgo los convenios mismos.

Por ejemplo, en el Convenio de Ayuda a Domicilio de Madrid, se establece una cláusula que fija un precio/hora mínimo por debajo del cual las empresas se comprometen a no pujar en los concursos públicos. Un suelo que no pretende alzar los precios del sector, sólo pretende evitar que si una empresa obtiene un contrato no sea porque ha “tirado” los precios y después no sepa cómo pagará a los trabajadores. Cuando esto ocurre, el empresario contrata a menos personal del que se comprometió en el contrato con el Ayuntamiento –algo que normalmente las administraciones municipales consienten-, lo cual es una estafa a los contribuyentes y a los usuarios del servicio y desemboca en una sobreexplotación de los trabajadores. ¿Es esta la situación que se quiere avalar desde los órganos de la Competencia?.

Lo anterior no es genuinamente español. En Europa se han dictado varias sentencias contra los convenios colectivos, representantes de los intereses de los trabajadores, aún cuando los trabajadores organizados en sus sindicatos consiguieron enmendar la Directiva Bolkesteín. Hablamos de casos en Suecia (Laval), Finlandia (Viking) y Alemania (Rüffert). ¿Qué democracia es esta?, ¿así quieren que los ciudadanos europeos apoyen la UE?

De nuevo, esta receta atenta contra quienes menos tienen y empeoraría su situación.

Llegados a este punto consideramos que está muy claro quién ha generado la crisis, y quién la está pagando. La cuestión ahora es qué puede hacer el Gobierno Socialista.

El Gobierno debe volver a demostrar que gobierna, frente a la idea de simple gestor. Debe retomar la actitud de 2004, cuando ordenó el regreso de las tropas de Irak. Actitud de la que la inmensa mayoría de los españoles nos sentimos orgullosos, y que en positivo fuimos envidiados por otros pueblos del mundo.

Esa firme actitud es necesaria para decirle a la Comisión Europea que vamos a tomar medidas que no pasan por la flexiseguridad, la moderación salarial o la flexibilidad de la Negociación Colectiva, ni por la transposición de la Directiva de las 60/65 horas semanales, ni por la modificación del sistema de Pensiones, ni por el déficit cero.

Hay que tener firmeza para decirle a la Comisión Europea que, ante la crisis, hay que hacer inversión pública, y que para mantener los servicios públicos habrá que subir los impuestos, sobre todo a quienes más tienen.

Firmeza para decirle a la Iglesia que en época de crisis, y ante el sufrimiento de tantos seres humanos, no es posible entregarles más dinero público para sacar brillo a las joyas de las estatuas, Dios lo entenderá.

Firmeza para moderar los gastos superfluos del Estado, comenzando por los de La Corona.

Firmeza para traer las tropas de los conflictos en los que nada pintamos, y en los que jugamos un papel subsidiario de los líos en los que el imperialismo norteamericano tiene metida a la humanidad. Pero que diariamente sangran nuestra economía.

Firmeza para renacionalizar las empresas energéticas que se privatizaron y que hoy se niegan a invertir en la red de suministro, por lo que la Mayoría Social tendremos que pagar un 11% más en el recibo de la luz. En noviembre del pasado año la Comisión Nacional de la Energía (CNE) proponía una subida de hasta un 30%. Según acuerdo reciente del Consejo de Ministros europeo, hay que modificar las leyes españolas para que en lo sucesivo sea esa comisión y no el Gobierno quien decida las tarifas eléctricas y la política eléctrica.

Firmeza para perseguir el fraude fiscal, el dinero negro.

Las medidas anticrisis no deben buscar sólo el ahorro, también pueden ser de inversión, generando industria pública que cree puestos de trabajo –el empleo también fomenta el consumo, que buena falta nos hace, pues el gasto de los hogares ha pasado del 2´5% del PIB al 1´8%-.

Renacionalizando la Sanidad y la Educación, dotándolas de los equipamientos necesarios y creando las plazas que faltan – esto también genera empleo y fomenta el consumo-. Si además se busca el incremento de la calidad, esa es la mejor inversión de futuro:

En educación.- creando nuevos centros educativos públicos de gestión pública, bajando las ratios de niños/as por aula, dotando a los centros educativos de personal de apoyo y de servicios extraescolares públicos, combatiendo el fracaso escolar. Con el dinero que se deriva a los centros privados-concertados, bien se podrían acometer estas y otras inversiones públicas.

En sanidad.- bajando las ratios de habitantes por cama hospitalaria, bajando las ratios de pacientes por facultativo, invirtiendo en dotaciones y en investigación, luchando verdaderamente contra las listas de espera.

Esto conlleva no lograr el déficit 0, claro. ¿Qué gobierno responsable puede renunciar a tener déficit en una situación de crisis?

Esto es lo que la Mayoría Social espera. Las otras recetas son las de siempre y contra esas, la Mayoría Social de Francia y Holanda ya se pronunciaron respecto al proyecto de constitución europea, y se acaba de pronunciar el pasado mes de junio la Mayoría Social irlandesa contra el sucedáneo de constitución europea que pretende ser el Tratado de Lisboa. No son hechos aislados, sino expresiones de una marea de fondo que recorre todos los países europeos, también el nuestro. Hay una auténtica revuelta que se expresa en las movilizaciones, en las organizaciones, en las votaciones. Los sindicatos irlandeses, partidarios de la Europa Social, que han dicho basta ante las medidas de Bruselas y han pedido el No.

Debemos hacernos eco de lo último. El canciller y secretario general del Partido Socialdemócrata de Austria, ha dicho: no podemos ignorar que sólo el 28% de los austriacos apoya la política europea, respetamos plenamente la votación del pueblo irlandés. Esto ha conllevado la ruptura de la gran coalición que gobernaba Austria, con alivio de muchos socialdemócratas que prefieren gobernar en minoría y no con la derecha.

El Gobierno Socialista debe gobernar para la Mayoría Social, no dedicarse a gestionar los intereses de una minoría. La Mayoría social está cada día más harta.

Anuncios

0 Responses to “La Mayoría Social sólo entenderá una política económica socialista”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s